Halloween para chuparse los dedos con el abuelo

Halloween para chuparse los dedos con el abuelo
Después de muchas noches de Halloween con incontables disfraces de mis hijos y nietos, y de ver la gran cantidad de dulces que se entregaban durante esa noche llegué a una conclusión: incluso en Halloween nunca están de más las sorpresas hechas en casa. 

Por eso fue que a pesar que la cocina no era mi especialidad, con un poco de paciencia comencé a buscar recetas fáciles de hacer con las que pudiera sorprender a los pequeños de la casa, y a los grandes también. 

Con el tiempo me he vuelto bastante bueno en la cocina, lo que prueba que nunca es tarde para comenzar con algo nuevo. Hoy quiero compartir tres de mis recetas favoritas para esta noche de brujas: 

La primera vez que hice éstas paletas fue una sorpresa para mis nietos. Ese día las empaqué en su lonchera como una pequeña sorpresa y su reacción no tuvo precio. Al día siguiente todos sus amiguitos querían que les mandaran de estos deliciosos pasabocas. 

Almendras, mermelada de fresa y un poco de colorante hacen de ésta receta una de mis favoritas. Muy fáciles de hacer y deliciosos, son la opción perfecta para una deliciosa y tenebrosa decoración de noche de brujas. Si quieren conocer esta receta la pueden encontrar en el siguiente enlace:
En un punto mis hijos crecieron y ya no eran niños amantes del dulce y chocolate. Ahora son adultos con sus propios niños y su idea de una noche de Halloween es un poco diferente. Lo que sigue siendo igual es lo mucho que les gusta esta deliciosa preparación.  Para saber cómo realizar esta preparación pueden encontrar la receta en el siguiente enlace:

TOP