Caritas felices si, rabietas no ¿Cómo manejar el genio de tus hijos?

evita las rabietas de tus hijos

¿Quién no ha sufrido por una rabieta de su hijo? Si tienes hijos pequeños seguramente has vivido esos momentos de rabia y descontrol que suelen tener los chiquitos, es normal que a esta edad entre el primer año a los 5 años los niños no tengan consciencia de su comportamiento y ante la frustración tengan estas explosiones de genio o como se le dice comúnmente pataletas o rabietas. Como padres debemos aprender a manejarlas y llenarnos de paciencia, pues al fin y al cabo esto los hace ser niños y debemos enfrentarlo de la mejor manera.

¿Cómo puedes evitar estos comportamientos en tus hijos? Sigue estos 10 tips:

  1. Mantén la calma: La mejor forma de enseñar a los niños es dando ejemplo, así que si ellos ven en ti la actitud de tranquilidad transmitirás esta posición para que ellos se calmen.
  2. Sede en algunas cosas: Prohibir todo el tiempo ante sus acciones provocadas por su curiosidad hace que se sientan frustrados, déjalo vivir cosas donde no corra peligro y pueda descubrir las consecuencias.
  3. Permíteles desahogarse: Frenar sus sentimientos o no dejarlos expresar  no les permitirá aprender a manejar sus emociones, permítele sentir, llorar y enfadarse. ¡Claro! Siempre manteniendo un límite.
  4. Ofrécele tu ayuda: Ellos están aprendiendo y cuando se enfrentan a algo que no les resulta, después de unos intentos pueden sentirse frustrados y perder el control, ayúdalos a tiempo y explícales con paciencia cómo funcionan las cosas. 
  5. Ponlo en sobre aviso: Quitarles sus juegos sin  aviso previo porque tienen que salir, o hacer un cambio repentino de su rutina lo puede estresar, mejor avísale cuando algo va a cambiar.
  6. Usa el humor para distraerlo: Esta es de las mejores formas para bajar su mal genio, distráelo, hazlo reír, déjate sorprender por algo que el haga, eso le dará un momento de alegría y olvidara su rabieta.  
  7. Prepararte ante todo: Siempre mantén cosas que sabes que lo tranquilizan puede ser  su juguete favorito o una golosina que lo entretiene. Y  nunca salgas sin llevar algo en caso de que le de hambre inesperada y pierda el control.
  8. Permíteles dormir: Dormir en el día una tranquila siesta pone de buen humor a cualquiera, muchas veces sus rabietas son producto del cansancio. 
  9. Dar paseos: Cambiar de ambiente puede ser la solución a muchas rabietas, muchas veces el estrés que se produce en ellos es producto del encierro. Permíteles disfrutar de otros espacios para que se distraigan. 
  10. Déjalo tomar decisiones: Asignarles algunas responsabilidades o el control de ciertas situaciones como elegir el abrigo que van a usar o el juguete que van a llevar los hace sentir que confías en ellos y no sentirán que se les esta ordenando todo el tiempo.

Esperamos que con estos consejos más toda la paciencia del mundo puedas manejar estos momentos de tensión y sigas disfrutando la alegría y el amor de esas pequeñas personitas. 

Artículos relacionados:

TOP