Desayunos más alegres

Desayunos alegres rama

Sabemos que como mamá buscas el bienestar de tus hijos y te preocupas de alimentarlos saludablemente, eso incluye que todos los días inicien su rutina con un desayuno que les aporte la energía suficiente, los alimente y además disfruten. 

En muchas ocasiones los niños rechazan lo que sirves o simplemente pierden interés en medio del desayuno, siendo algo normal pero que no deja de preocuparte. ¿Qué puedes hacer para cambiar esto y hacer los desayunos más alegres? 

170301_desayunos alegres-interna-1

1. Sorpréndelos en la mesa: Los niños tienden a cansarse fácilmente, sorprenderlos  es la mejor forma de captar su atención todas las mañanas. Con un menú variado puedes mantenerlo interesado en lo que cocinas, ya que siempre habrá un nuevo sabor por descubrir. Con Rama recetas tienes opciones deliciosas y saludables para todos los días.

170301_Sorprendelos en la mesa-interna-2

2. Comparte la mesa con ellos: Disfrutar en familia alegra a los niños, ellos adoran tenerte cerca. Aprovecha para darles ejemplo y motivarlos a comer, los niños siguen las conductas de quienes admiran.

 Tal vez te sea algo complicado por el tema del tiempo pero con estas ideas quizá puedas lograrlo: 

  • Planifica el menú de la semana, esto te ahorrará el tiempo de pensar cada mañana qué preparar.
  • Usa parte del fin de semana para ir al supermercado y hacer una sola compra de todo lo que necesites.
  • Dedica un espacio de la semana para arreglar la fruta y tenerla lista.
  • Haz desayunos que puedas ir preparando en la mesa como unos ricos sándwich
  • Intenta dejar listo en la noche cosas que puedas adelantar, como rayar el queso o hacer la mezcla de los pancakes.
  • Sincroniza el tiempo. Por ejemplo mientras bañas los niños por puedes ir dejando cocinar las arepas en la estufa.
  • Deja que tus hijos ayuden en pequeñas cosas, como esparcir Rama en el pan o poner la mesa. Eso también los involucra y estimula a la hora de comer.

3. Consiéntelos con un gustico: Hay que intentarlo todo para hacerlos comer, por eso incluir de forma sutil algo que les gusta a ellos, los atraerá y estimulará para comer todo lo que les sirvamos. Hazlo en pequeñas cantidades para que no se convierta en el protagonista del desayuno. Por ejemplo: Mermelada, crema de chocolate, su debida favorita etc. 

Artículos relacionados:



TOP