Nuestros hijos son la parte más importante de nuestra vida, por eso hacemos esfuerzos para darles lo mejor y estar a su lado en cada momento. A pesar de que no estemos con ellos todo el día, queremos que sientan nuestro apoyo y compañía de corazón.

Hay muchas formas en las que somos parte del día de nuestros pequeños, sin lugar a duda la lonchera ocupa uno de los lugares principales. La lonchera es una pequeña porción de hogar que no solo alimenta sino que le recuerda a nuestros niños que cada familia es única, y que el amor de mamá tiene su propia firma personal.

Los siguientes son consejos para tener en cuenta a la hora de hacer la lonchera de nuestros hijos:

  • Los padres somos la principal línea de suministro: Somos nosotros los que decidimos que comida comprar y servir. Esto pareciera un reto, especialmente cuando las opciones favoritas de nuestros niños no son las más saludables. Por eso es importante no olvidar que al final del día ellos comerán lo que nosotros sirvamos, por eso debemos escoger bien desde el primer momento.
  • Nosotros les damos las opciones, ellos toman la decisión: Si bien, es cierto que como adultos somos nosotros los encargados de escoger el tipo de comida que vamos a servir, también es cierto que nuestros hijos escogen sus favoritos de las opciones que nosotros les damos. No solo debemos escoger comida saludable sino que debemos darles a nuestros niños variedad.
  • Hacerlos parte: Es importante hacer parte a nuestros niños, lo clave es aprender en que punto involucrarlos. Es posible que hacer mercado con nuestros niños nos lleve a ceder y llevar opciones no saludables para ellos (todos conocemos el poder de convencimiento de un niño), así que lo ideal es involucrarlos después de haber comprado las cosas.

Hacer que nuestros niños nos ayuden a hacer su propia lonchera, que escojan de las opciones que nosotros hemos elegido para ellos y que incluso nos ayuden a preparar cosas sencillas no solo nos ayudará a pasar un tiempo de calidad con ellos, sino que les ayudará a entender la importancia de alimentarse bien.

Una lonchera con amor